Search

Cómo vender Bonos de Carbono

520

La creciente preocupación por el cambio climático y el efecto invernadero generado por la emisión de gases como el dióxido de carbono, metano, vapor de agua, ozono, conocidos como GEI, y las terribles consecuencias que representan para la vida en el planeta no ha cesado a pesar de los esfuerzos.

En 1997 el Protocolo de Kioto generó una propuesta de desarrollo limpio mediante la emisión de los llamados Bonos de Carbono.

¿Qué son los bonos de carbono?

Son mecanismos usados internacionalmente para reducir las emisiones GEI al medio ambiente mediante compromisos de los países que suscriben el Protocolo de Kioto, al tomar acciones dirigidas a la reducción de tales emisiones.

La lista de países que se han sumado a esta iniciativa ha crecido significativamente. Periódicamente los países deben hacer mediciones de los GEI para monitorear el alcance de sus acciones en este aspecto.

Bonos de Carbono

Además de los países industrializados, que son los mayores responsables de estas emisiones, los países que se han incorporado al compromiso de la sostenibilidad del medio ambiente con el instrumento de los bonos de carbonos, lo hacen mediante mercados voluntarios de proyectos regulados.

A través de estos bonos se ofrecen incentivos económicos a las empresas o industrias que contribuyen al mejoramiento ambiental con los también llamados proyectos verdes, al tiempo que se busca regular la emisión de GEI derivados de sus procesos y actividades productivas.

Te puede Interesar:  Todo lo que Tienes que Saber Sobre las Normas Icontec

Un bono de carbono se establece como el derecho a emitir una tonelada de dióxido de carbono.

¿Cómo funcionan?

El mercado de los bonos de carbono se presenta en dos escenarios:  el mercado voluntario al que pueden inscribirse otros países conscientes de la necesidad de la reducción de las emisiones de este gas y el mercado regulado al que están obligados los países industrializados

El mercado voluntario, en el que se inscribe Colombia, funciona a través de certificaciones que garantizan que los proyectos cumplan con un conjunto de condiciones que permitan verificar legítimamente la reducción de emisiones.

Las certificaciones pueden ser entregadas por operadores de los proyectos que pueden ser privados, ONG o la propia comunidad. Al aprobarse un proyecto de esta naturaleza se pueden emitir los bonos de carbono para ser comercializados.

En Colombia este mercado voluntario tiene ya algunos años, formalizándose en el 2016. El mercado es una oportunidad de hacer negocios en el que una empresa, industria o país compensa sus emisiones GEI con la compra de bonos de carbono.

Al comprar estos bonos, ese dinero será usado para financiar los proyectos que contribuyan a la captación o reducción de GEI como por ejemplo aquellos planes que involucran eficiencia energética, de reciclaje, reforestación.

En 2017 mediante el decreto 927 que creaba el impuesto al carbono, se dio impulso a los bonos de carbonos como una alternativa para los emisores de GEI y financiar proyectos de sostenibilidad con la compra de bonos, que les resultan además más económicos que las multas del impuesto.

Colombia es el 4to país hispanoamericano y el 12vo en el mundo en proyectos de Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) como reforestación, producción de biomasa, biogás, lo cual se enmarca en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 de producir conservando y conservar produciendo.

Te puede Interesar:  Registraduría Nacional del Estado Civil

¿Quién los emite?

La emisión de los bonos se hace a partir de las certificaciones de los proyectos de organismos de validación y verificación acreditados por la ONAC. La compra y venta se realiza a través de Sociedades Comisionistas de Bolsa en la plataforma bursátil de la Bolsa Mercantil de Colombia.

¿Qué precios tienen los bonos de carbono en Colombia?

El precio de los bonos de carbono se establece mediante un diseño técnico complejo que involucra legislación, registro de emisiones, sistemas de notificación, verificación y medición.

De hecho, hay una Alianza de Líderes sobre la Fijación del Precio del Carbono, conformada por gobiernos, sector privado y sociedad civil, que trabajan en conjunto para el establecimiento de un precio objetivo de los bonos de carbono.

Se ha registrado asimismo que en algunos países llegan a tener un precio interno distinto al internacional, como en el caso colombiano. En el mercado internacional la media de un bono de carbono en 2019 se cotizó en 24,83 euros mostrándose un incremento respecto al año anterior de 8,95 euros.

En Colombia en precio promedio interno del bono de carbono en 2019 se ubicó alrededor de los 18 euros.

¿Qué empresas lo compran?

Los bonos de carbono pueden ser comprados en el mercado nacional e internacional por industria, empresas o países cuyos procesos productivos sobrepasen los límites permitidos de emisión de GEI el cual se determina por el tipo de actividad que realiza.

¿Cómo vender bonos de carbono?

Hay promotores de proyectos que son los encargados de servir de intermediarios entre las empresas o comunidades, su certificación y posterior puesta en venta.

Te puede Interesar:  Cómo se debe Solicitar una Licencia Ambiental

Los promotores pueden ser ONG, la Fundación Natura que fue pionera en la implementación de este mecanismo entre empresas y proyectos. La venta de bonos en Colombia se realiza en la Bolsa Mercantil de Colombia.

En algunos países, además de acudir a la bolsa donde se cotizan los bonos de carbono, se puede dar el caso en el que una empresa que no requiere de un bono por haber reducido su emisión GEI puede venderlos directamente a otra empresa o industria que si lo necesita.

Durante este año el mercado de bonos de carbono en Colombia se ha paralizado un poco en vista de la falta de organismos de validación y verificación que cumplan con lo previsto en la normativa del decreto 926 de 2017.

Debido a esto, numerosas comunidades y empresas, sobre todo de actividad forestal no han podido proceder a registrar su certificado y con ello poder comercializar sus bonos de carbono.

Se espera que el Ministerio del Ambiente pueda ampliar el lapso de acreditación de los organismos de verificación y validación ante la ONAC para que los propietarios de proyectos puedan agilizar la colocación de los bonos en el mercado.

A partir de 2020 según las normativas, los bonos emitidos antes de 2015 no podrán ser inscritos en el Registro Nacional de Reducción de Emisiones, sin embargo, no está claro si los bonos previos al 2015 podrán ser comercializados.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *